La solicitud llegó en vísperas de la huelga municipal de mañana y pasado. Habrá agentes apostados en las peatonales.

Habrá paro municipal que comenzará mañana y se extenderá hasta el miércoles inclusive. En ese marco, los comerciantes de las principales calles del centro, y sobre todo de las peatonales Córdoba y San Martín, hicieron su reclamo. Solicitaron formalmente al Ministerio de Seguridad de la provincia que ponga en marcha un operativo que evite la instalación de vendedores ambulantes sin habilitación en esas arterias. En tal sentido, el secretario de Seguridad santafesino, Omar Pereyra, aseguró que la policía se encargará de garantizar la convivencia.

Es una medida que de un tiempo a esta parte se toma en forma automática. Es ante cada medida de fuerza de este tipo“, destacó Pereyra y llevó tranquilidad a los comerciantes.

Paro municipal

Con el paro municipal, la ciudad quedará sin agentes de control en todas las áreas. Desde la Guardia Urbana Municipal (GUM), la Dirección de Tránsito, la Secretaría de Control y Convivencia. Y demás reparticiones que a diario organizan el espacio público y garantizan el cumplimiento de las normas.

La preocupación de los comerciantes no es menor si se tiene en cuenta que en años anteriores los manteros hasta llegaron desde otras ciudades. Como Buenos Aires y Córdoba.

Ante la ausencia de inspectores municipales, lo que solicitamos es que se garantice de alguna manera, y como ya se ha hecho, la limpieza, la convivencia y el orden. Y además que no se comercialicen en la calle productos que están prohibidos“, señaló el titular de la Asociación de Comerciantes del Casco Histórico, Fabio Acosta.

De rutina

El secretario de Seguridad provincial señaló que ya desde finales de 2017 la policía lleva adelante medidas de control. Esto durante las jornadas en que los inspectores municipales se ausentan de las arterias comerciales de la ciudad. “Es casi un operativo de rutina lo que realizamos, y si bien los comercios del centro hacen el pedido formal, es algo que ya tenemos incorporado“, indicó Pereyra.

Es más, el funcionario explicó que cada martes, en la sede local de Gobernación, las autoridades de Seguridad provincial coordinan acciones de control con las áreas municipales. Y este es un tema que se anticipa.

Ya instalado como rutina, el secretario señaló que “lo que sí se hace sobre la marcha es ajustar los detalles de cantidad de personal que se pone a disposición y los medios necesarios“. Y explicó que el operativo comenzará “en las primeras horas de la madrugada para asegurar de esa manera que los vendedores ambulantes no se instalen en las peatonales“.

El operativo consistirá en el patrullaje. Recorrerán fundamentalmente las peatonales en toda su extensión y calles comerciales, como San Luis y otros tramos de arterias. Además de contar con refuerzos de vehículos. “La tarea es la de control que habitualmente hacen agentes de la Municipalidad“, explicó.

Presencia diaria

Si bien no anticipó el detalle, Pereyra contabilizó entre 24 y 28 efectivos policiales que habitualmente, incluso en días normales y en forma paralela a la fiscalización del municipio, llevan adelante tareas de patrullaje en parejas a lo largo del microcentro de la ciudad.

Sobre ese número, se ajustará los efectivos extra que se pondrán a disposición los días de la huelga y a los que se sumarán los patrulleros.

Sobre posibles inconvenientes, Pereyra recordó que “sólo en las primeras oportunidades se dieron situaciones de tensión”. Y recalcó que “esto ya es sabido y en general no hay problemas de gravedad, y si los hay, son esporádicos”.