Los tres hombres se encontraban en la empresa cubriendo el turno de la mañana cuando tres hombres armados los golpearon y se llevaron sus pertenencias.

 

Alto Verde sufrió una madrugada violenta como hace un tiempo no pasaba. Un asesinato tras una discusión de bandas antagónicas dejó como resultado un adolescente muerto por un disparo en el corazón cerca de las 5 de la mañana.

Posteriormente, con la llegada de la policía, hubo enfrentamientos entre los vecinos de la zona y los efectivos que intentaban el traslado sanitario del joven fallecido.

Y la violencia siguió. Siendo las 6.25 de la mañana tres hombres encapuchados (uno con un arma de fuego) entraron a la sede de la Línea 13 en la manzana 7 en el corazón del barrio. Tras intimidaciones a los tres choferes que se encontraban en la parada para cubrir el servicio, se llevaron todas las pertenencias que encontraron a su paso entre ellas los teléfonos celulares de las víctimas.

Antes de la huida golpearon con la culata de un revólver a uno de los trabajadores.

“Fue un acto rápido. Estaban apurados y agarraron lo que pudieron y se fueron. Hace 8 años que estoy y esto es la primera vez que pasa. Si hay actos vandálicos dentro de los colectivos pero en la parada esto es la primera vez que pasa” dijo Juan Quintero, una de las víctimas y delegado de la empresa.

El servicio de la Línea 13 estuvo restringido hasta la hora 9 ya que con la sustracción de la billetera los choferes quedaron sin identificaciones personales y se hace imposible el traslado. Se espera que por estos momentos lleguen reemplazos para poder seguir los recorridos con normalidad.