Luego de una reunión en Miami entre Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol y los diez referentes que componen la Confederación Sudamericana, quedó definido que ambos países sudamericanos compartan la sede para la competición internacional de selecciones a disputarse el próximo año.

Cabe recordar que de esta forma la Conmebol había rechazado la propuesta de la Concacaf de crear una “Copa Continental” en Estados Unidos.

Argentina era uno de los firmes candidatos a recibir esta competencia, situación que quedó plasmada cuando el propio Alejandro Domínguez lo afirmó en el último sorteo de la Copa América, en Río de Janeiro. En el último mes se sumó la candidatura del país cafetero.

La idea inicial es que se realicen dos zonas en nuestro país y el restante en Colombia, con un reparto de las siguientes fases y la final en Argentina.

Los € 200 millones que ofreció Estados Unidos para realizar la “Continental Cup” tuvo como principal inconveniente la nominación del torneo. Conmebol quiere dejar en claro que el ‘dueño’ del certamen es Conmebol y nada mejor que seguir con la nominación de ‘Copa América’.

Con esta nueva edición, Conmebol acomoda su calendario a pedido de FIFA a los años pares al igual que la Eurocopa para los años pares y se realizará cada cuatro años.