No hay crisis económica ni baja estación para Italia. El país, pese a la recesión económica que está viviendo desde hace algunos meses, sigue creciendo en turismo, sobre todo en turismo internacional. Según datos presentados por la Agencia Nacional de Turismo (Enit, por sus siglas en italiano) en la inauguración de la 53º edición de la Feria de turismo ITB de Berlín, unos 208,5 millones de turistas extranjeros llegaron a la península en 2018.

De esta manera, Italia se queda con el segundo lugar dentro de Europa, desplazando a Francia, quien históricamente ocupaba el segundo lugar, y que ha recibido el año pasado unos 134,7 millones de turistas internacionales.

“La salud del sector es confirmada también por otros indicadores” – señaló Giorgio Palmucci, presidente del Enit- y agregó: “El tránsito en nuestros aeropuertos ha aumentado un 7,2 por ciento llegando a tener unos 121 millones de pasajeros, con una crecida por ensima de la media europea”.

Buenas previsiones

También las previsiones para este año traen buenos números. “Se espera una tendencia todavía en crecimiento que, para el primer trimestre, las reservas de vuelos hacia Italia han aumentado un 2,8 por ciento respecto al 2018”, agrega el número uno de la Enit.

Por su parte, Gian Marco Centinaio, el ministro de Agronomía, Forestales y Turismo, expresó a su tiempo: “Los resultados son esperanzadores pero debemos hacer todavía más. Las regiones por sí mismas no se deben activar cada una por su lado para promoverse, necesitamos que todas estén bajo el sombrero de la Italia”.

Para el ministro, se necesita un esfuerzo para mejorar la infraestructura del país, una declaración que trae algunos problemas en este momento cuando se está discutiendo la extensión de las líneas de alta velocidad (TAV, por sus siglas en italiano), con muchas críticas al proyecto. “Sin entrar en las polémicas por la TAV, pienso que necesitamos puertos y aeropuertos más eficientes para ofrecer a los turistas el confort que todos esperan. No es más sostenible que el que llega a Palermo (Sicilia) para ir a la parte sur de la isla, empeña el mismo número de horas que ir de Milán a Nueva York”.

Menos conocidos

Para el ministro italiano, es necesario salir de la lógica de los “grandes clásicos”: “Invito a los touroperadores a promover los lugares menos conocidos del ‘Bel paese’, para ofrecer experiencias únicas y personalizadas, donde se encuentra mucho de nuestro patrimonio artístico y cultural. Así, se le da al turista motivos para volver al que ya ha visto nuestras ciudades más famosas, como hacen los alemanes”, expresó durante el ITB de Berlín.

Hay que tener en cuenta que el turismo alemán es el número uno del ranking dentro de los visitantes extranjeros en Italia, representando más de un 30 por ciento del total, creciendo un 6,7 por ciento respecto del año pasado.