Imagen ilustrativa.

Mariano Boss, dueño de una expendedora de combustible de la ciudad, ubicada en Rivadavia y Boulevard Gálvez, habló con el móvil de Cadena Oh! El análisis económico del nuevo aumento que golpea y afecta la movilidad.

Se trata de “una mala noticia. Luego de la reforma tributaria se había establecido que trimestralmente se iba a estar modificando el impuesto a los combustibles líquidos. Esta modificación se tenía que dar hoy 1° de marzo. La modificación impositiva se traslada directamente al precio del surtidor. Las dos variables que afectan el precio de los combustibles en Argentina son el tipo de cambio y el barril de petróleo. Viendo que en febrero el barril de petróleo subió un 7% más y el tipo de cambió aumentó cerca de un 2,5% el gobierno lo que hizo, en esta oportunidad, es desdoblar el aumento. Hoy 1° de marzo se realiza el 50% del aumento al combustible”, dijo el integrante de la Cámara de expendedores de combustibles.

Variables de costos

Más adelante, Boss agregó: “Dependiendo la zona del país y la petrolera varían, pero rondan el 2.8%. Se explican con esas 3 variables. La mitad del impuesto a combustibles líquidos, modificación en tipo de cambio y modificación en precio de petróleo. El litro de nafta súper se está ubicando cerca de $42. Las petroleras están preocupadas por las pérdidas y la retracción del mercado. Si bien este es un bien de demanda inelástica. Es lógico también que el consumidor lo sienta, aunque entienda económicamente que estamos en el precio internacional y es en dólar. Para los argentinos nuestra realidad es en pesos y cada día cuesta más llenar el tanque. Se ven modificaciones en el consumo, migraciones de naftas premios a súper“.

Los consumidores buscan resguardarse de estos incrementos, hoy sabemos lo que sale acercarse a una estación de servicio. Dependiendo el auto a veces las cifras superan los miles. Por eso las grandes colas ayer en todas las estaciones de la ciudad“, dijo el consultado.

¿Baja del 26% en el consumo de naftas Premium? “Sí, es un dato a nivel país mediante todas las formas de comercialización de las petroleras, estaciones de servicios y mayoristas. No refleja fielmente la realidad de todas las estaciones de servicio. Para las que están en el interior de la provincia ese número se ve más abultado, diferente de las que están en las ciudades que no mantienen volumen pero no llegan a esos números“, respondió Boss.

Merma en el consumo

Veníamos de años donde mes a mes, comparado interanualmente, teníamos crecimiento. A partir de agosto del año pasado se empezó a ver que no sólo no había crecimiento sino que había retracción. En enero llegó al 3.5% considerando todos los canales de comercialización. Estas subas de precio inciden, la recesión general a nivel país también. Se da el combo de que tuvimos una mala cosecha, entonces se han movido menos los camiones. Con esos factores se explica parte de la caída del consumo de gas oil“, dijo al aire de Cadena Oh!

En Buenos Aires hay menor costo para las naftas ¿Por qué? “Es inentendible. No refleja el costo del transporte. Es una decisión puramente política. Si nos vamos al norte, a Misiones, Corrientes, la diferencia es aún mayor. El precio internacional está liberado. Pero en Argentina la mayor petrolera tiene 51% de participación estatal. No podemos decir que el gobierno (nacional) está ajeno a la fijación de precio en materia de combustible. Generalmente, YPF marca la cancha y las demás salen a competir cerca del precio establecido por YPF. Las demás copian. A nosotros como santafesinos nos duele. Acá el litro de nafta premium está cerca de los $48. La diferencia clara se ve en la nafta súper que está $43 y en Buenos Aires no llega a los $40. Si pensamos que un auto carga 40 litros, hablamos de unos $120 menos por cargar en Buenos Aires que tiene las mismas reglas de juego, los mismos componentes impositivos. A fin de mes se hace un número elevado“, concluyó el entrevistado.