La secretaría de Gestión Pública, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia, entregó este miércoles 50 escrituras afectadas como bien de familia en Reconquista, en el marco del programa “Protegé tu casa”.

Esta iniciativa es una herramienta jurídica destinada a resguardar la vivienda familiar. Llevada adelante por la dirección provincial del Registro General de la Propiedad. En ese marco, ya se completaron 4 mil trámites en toda la provincia.

El acto se realizó en la sede del Nodo Reconquista, ubicado en Hipólito Yrigoyen 1415 de esa ciudad. Contó con la participación del secretario de Gestión Pública del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Matías Figueroa Escauriza; el director de la Región 1 – Nodo Reconquista, Raúl Medina, y el coordinador del programa “Protegé tu casa”, Enzo Ricci.

Figueroa Escauriza detalló que “las casas están sujetas a riesgos que muchas veces no conocemos”. Y aclaró que “la ley otorga, a través de un trámite sencillo, una protección jurídica y garantiza la posibilidad a los santafesinos de cubrirse ante posibles riesgos. Resguardando la vivienda familiar”.

“En momentos de crisis económica, como el que se está viviendo ahora, el vecino puede vivir tranquilo. Porque va a tener su techo”. Señaló Figueroa Escauriza.

“El gobernador Miguel Lifschitz dispuso que se pongan en marcha, en todo el territorio de la provincia, aquellos programas tendientes a garantizar derechos”. Advirtió Figueroa Escauriza.

Este programa apunta a acercar el Registro de la Propiedad al usuario llevándolo a los barrios, informando directamente a la población y simplificando el trámite para garantizar un acceso masivo a la institución protectora.

ACERCA DE PROTEGER LA VIVIENDA

La afectación como bien de familia es una protección jurídica destinada a resguardar el asiento de la familia frente a las adversidades económicas. Mediante un acto administrativo gratuito, que se realiza en el Registro General de la Propiedad y sus sedes en los nodos de la provincia, se puede acceder a este derecho.

Esto permite que el hogar no pueda ejecutarse por deudas posteriores a la afectación. Si tienen un embargo o una hipoteca, igualmente se puede proteger la vivienda para futuras deudas. Pero las contraídas con anterioridad sí pueden atacar el inmueble.

Pueden ser beneficiarias la/s persona/s propietaria/s afectante/s en su propio beneficio. Cónyuge, conviviente, ascendientes (padres, abuelos), descendientes (hijos, nietos) y, a falta de los anteriores mencionados, pueden designar a sus parientes colaterales de hasta tercer grado. Con la obligación de que convivan en el inmueble protegido (hermanos, sobrinos, tíos).

El objetivo de este programa es que el vecino pueda hacer el trámite de manera descentralizada y gratuita. Es sencillo, y tiene cuatro requisitos básicos. Ser titular registral del inmueble. Presentar escritura original. Que el titular registral complete los formularios. Presentar una boleta del API, sin importar que esté paga o no. Y también, si lo desea, puede designar beneficiarios.