Sol de Mayo, equipo del Federal A, durante su partido por los 32avos de final de la Copa Argentina ante Rosario Central debió mudar de vestimenta a sus arqueros minutos antes del comienzo del comienzo del partido y al no tener cómo, debió improvisar.

El color de los buzos que iban a utilizar Leonardo Torres y Gonzalo Núñez causaba confusión según el juez del encuentro Héctor Paletta y Colón, club donde se disputa el partido, prestó remeras de su utilería para que se pueda disputar el encuentro.

Claro que al tener el estampado del elenco Sabalero, los de Río Negro se vieron obligados a tapar con cinta el escudo de los santafesinos y agregar, también con cinta, una tira larga en la espalda a modo de dibujar un “1” como numeración de la casaca.