Tensión en la frontera de Cachemira

La tensión entre India y Pakistán sumó hoy un nuevo capítulo. Es por una vieja disputa que se renovó hace dos semanas. Fue tras el atentado en la parte india de la región de Cachemira, en el que murieron 41 indios.

El ataque

Esta mañana, India bombardeó territorio de Pakistán por primera vez desde 1971. Según el gobierno indio, el blanco fue un grupo de militantes islámicos en Cachemira. La medida exacerbó las relaciones entre ambos países, que ya lucharon en tres guerras por ese territorio en 1947, 1965 y 1999. Pakistán advirtió al poco tiempo que responderá a la “agresión intempestiva”.

India asegura que atacó este martes un campo de entrenamiento islamita en territorio controlado por Pakistán. Mató a muchos insurgentes del grupo supuestamente responsable del atentado suicida del 14 de febrero.

India atacó el mayor campo de entrenamiento de Jaish-e-Mohammed en Balakot. En esa operación muchos terrorista, formadores, comandantes y yihadistas preparados para atentados suicidas fueron eliminados“, confirmó Vijay Gokhale, un responsable de la diplomacia india en una conferencia de prensa.

Las Fuerzas Aéreas indias contaron, según su versión, con información de inteligencia que apuntaba a nuevos ataques suicidas por parte del JeM en varios puntos de la India. Por esto efectuó “un ataque preventivo absolutamente necesario” ante el peligro “inminente”, aseveró Gokhale. Sin embargo, Islamabad insiste en que las fuerzas aéreas indias sólo invadieron brevemente su territorio y se vieron obligadas a dar media vuelta. Agregan que durante el repliegue soltaron en Balakot cuatro bombas que no causaron bajas ni daños.

Respuesta paquistaní

Según el relato del portavoz del Ejército paquistaní, el general mayor Asif Ghafoor, hubo tres intentos de incursión durante la madrugada. Dos fueron totalmente repelidos, mientras que el único exitoso se prolongó apenas cuatro minutos y se saldó con el lanzamiento de cuatro bombas que cayeron en espacios abiertos.

Rechazamos rotundamente la afirmación india de que han atacado supuestos campamentos terroristas“. Esto afirmó, por su parte, la oficina del primer ministro paquistaní, Imran Khan. Convocó para mañana una reunión especial de la Autoridad Nacional de Comando, órgano civil para la supervisión de asuntos relacionados con el arsenal nuclear. “Los sorprenderemos, esperen esa sorpresa. Nuestra respuesta será diferente, veanlo ustedes mismos“, concluyó Ghafoor.

Las históricas tensiones entre los dos rivales nucleares se han disparado desde el atentado suicida del 14 de febrero. El mismo costó la vida a 42 policías, el peor en 30 años en la Cachemira india, región de mayoría musulmana por la que ambos han librado dos guerras.