Funcionarios nacionales y provinciales admitieron que “sólo restan aspectos administrativos”, que se completarán en los próximos días.

El inicio del control de la velocidad por medio de radares en la avenida de Circunvalación ingresa por estas horas en días decisivos. Según consignaron tanto funcionarios nacionales como provinciales, “sólo restan aspectos administrativos”. Para que tres aparatos móviles vigilen toda la traza. Entre esos aspectos se encuentran el final de obra definitivo en la arteria. Con su correspondiente control de calidad, y el aval del gobierno nacional a un estudio que realizó la Agencia de Seguridad Vial de Santa Fe. Que sugiere que las máximas se fijen en 100 kilómetros por hora para los autos. 90 para los colectivos y 80 para los camiones.

Según consignó el delegado de Vialidad Nacional en Santa Fe, Lisandro Peresutti, “la obra de Circunvalación está terminada. Y sólo restan trámites administrativos”. Entre los que apuntó un control final de los trabajos que dé el okey definitivo.

Aval

Ese aval permitirá al gobierno nacional recepcionar la obra que realizó una empresa contratista. Y comenzar así a surcar el plazo de garantía.

“Ese control de calidad lo realiza un equipo de especialistas que lleva adelante un estudio del estado de las calzadas. Nosotros ya hemos solicitado que se haga sobre la Circunvalación. Y calculamos que antes de fin de mes lo estarán realizando”, consignó Peresutti.

El final de obra que llegará luego de ese chequeo es clave para que la Agencia de Seguridad Vial comience a realizar el control con radares móviles.