Imagen ilustrativa.

Este jueves, funcionarios de Zoonosis informaron a la Secretaría de Salud de Santo Tomé sobre el hallazgo de un murciélago con diagnóstico confirmado de rabia en esa ciudad. La información la ratificó Natalia Angulo, titular de esa repartición.

Angulo detalló que encontraron al animal tendido en el suelo, en la zona céntrica. En jurisdicción de la vecinal 7 de Marzo.

A partir de entonces, se aplicó “el protocolo correspondiente de bloqueo”. Esto es, la búsqueda y detección de mascotas (perros y gatos). Para hacer “un relevamiento y saber si estaban vacunadas o no, en un radio de 200 metros” respecto al lugar donde se halló el murciélago.

La funcionaria recordó que en nuestra zona, esos animales se alimentan de insectos y no de sangre (no son hematófogos) y pidió “tranquilidad a los vecinos”.

Finalmente, recordó que todos los años se hace vacunación antirrábica en Santo Tomé y que aquellos dueños de perros y gatos que aún no los hayan vacunado -única forma de prevención de la rabia- pueden concurrir los días lunes a las 14 a la Dirección de Zoonosis del Municipio (Macía al 1900), donde un veterinario aplica las dosis.