El empresario de la construcción Hugo Dragonetti

Detuvieron este viernes al empresario de la construcción Hugo Dragonetti por orden del Claudio Bonadio. Indagaron a Dragonetti esta semana en la causa iniciada a partir del Caso Cuadernos. En la que se investiga la cartelización de la obra pública durante el kirchnerismo.

El empresario se presentó este miércoles a declarar en la primera tanda de las 101 indagatorias que Bonadio fijó en el caso iniciado a partir de los arrepentimientos del ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción Carlos Wagner y el financista Ernesto Clarens.

Wagner había revelado el modo en el que a partir de los inicios del kirchnerismo se organizaron la licitaciones de obra pública. Para que fueran los empresarios los que dictaminaran qué compañía se iba a quedar con cada contrato. Puso al ex ministro de Planificación Julio De Vido como el hombre del kirchnerismo que planteó el esquema. A cambio de las obras las empresas tenían que entregar un porcentaje en coimas.

Wagner explicó que los pagos se hacían en las oficinas del financista Clarens. Quien ratificó aquella historia. Asimismo, Clarens aportó planillas con los pagos que hicieron las empresas de acuerdo desde la Dirección Nacional de Vialidad iban abonando los avances en las obras.

Entre los dichos de Clarens, Wagner y de otros arrepentidos más la información obtenida en el expediente, se llegó al llamado a indagatorias para 101 personas. Entre los que están empresarios y ex funcionarios del kirhcnerismo. Hoy tiene que declarar el empresario Ángel Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri. Y el lunes es el turno de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Dragonetti, de la firma Panedile, admitió cuando comenzó el Caso Cuadernos pagos a Roberto Baratta, el ex funcionario del ministerio de Planificación que señaló el chofer Oscar Centeno como el responsable del sistema de recolección de coimas. Dragonetti dijo que eran aportes voluntarios. Para apoyar al gobierno en la organización de actos para sus campañas electorales. También dijo que los aportes los hizo de manera personal sin involucrar a nadie la empresa Panedile.

Según las listas de Clarens, la empresa Panedile había pagado una cifra cercana a los 3 millones de pesos. Dragonetti declaró este miércoles ante Bonadio y negó los pagos que Clarens le había atribuido. Además, señaló que a Clarens solo lo había visto en eventos sociales y que no tenía una relación.

Según fuentes judiciales, durante la investigación se detectaron unas 50 llamados entre Clarens y Dragonetti. Hecho que habla de una relación que excedía los encuentros sociales.

La detención

Detuvieron a Dragonetti efectivos de la Policía Federal en la calle Sargento Cabral al 800, de la Ciudad de Buenos Aires.

Por otra parte, ayer por la noche detuvieron en su casa de Barrio Parque el empresario Horacio Gustavo Ammaturo. Quien según fuentes judiciales, se aludía en las anotaciones de Centeno.

Los investigadores tardaron varios meses en determinar que la referencia que hizo Centeno a una entrega de dinero en determinado domicilio se correspondía con el empresario que detuvieron en las últimas horas.