Crece la tensión en Venezuela a un día de que la oposición intente ingresar la ayuda humanitaria. Este viernes, una dos personas murieron al recibir un disparo de arma de fuego y otros 11 resultaron heridos en un enfrentamiento entre miembros de una comunidad de la etnia pemón y militares durante una protesta en el sur del país.

Soraida Rodríguez recibió un disparo de arma larga cuando indígenas de una comunidad de la Gran Sabana protestaban contra un grupo de militares del ejército y la Guardia Nacional que intentaban pasar algunas tanquetas hacia la frontera con Brasil, cerrada por decisión del gobierno de Nicolás Maduro.

Según informó a AP el alcalde de esa localidad, Emilio González, en el incidente resultaron heridos otros 12 pemones que fueron trasladados a un centro de salud.

“Los médicos y enfermeras de Santa Elena de Uairén están haciendo milagros con lo poco que tienen para atender a los heridos”, informó por su parte un periodista desde el lugar.

Cierre de la frontera con Brasil

El jueves, Maduro ordenó el cierre inmediato e indefinido de la frontera terrestre con Brasil. “He decidido que a partir de las 20 horas de este 21 de febrero quede cerrada total y absolutamente, hasta nuevo aviso, la frontera terrestre con Brasil”, sentenció en una reunión con el alto mando militar en Fuerte Tiuna, el principal complejo castrense del país.

El mandatario chavista dijo que además está “evaluando un cierre total de la frontera con Colombia”, ante lo que consideró “provocaciones” y agresiones del gobierno del presidente Iván Duque en alianza con el gobernante estadounidense, Donald Trump.

Además, Maduro ordenó el cierre del espacio aéreo del país petrolero. “Más vale prevenir que lamentar, tomen todas las medidas de aseguramiento y protección hasta nuevo aviso porque las provocaciones hay que trabajarlas con tiempo para desmontarlas, así de sencillo”, les dijo a los militares.