Rosalía Jara
El abogado querellante confirmó que “podría haber más imputados con el correr del tiempo”, más allá del principal sospechoso por el crimen. La defensa quiere exhumar el cuerpo de Rosalía para obtener nuevas pruebas.

 

El viernes 9 de noviembre de 2018 se conoció la noticia: los restos que el 26 de agosto anterior habían aparecido en el Paraje El Bonete eran los de Rosalía Jara, la joven oriunda de Fortín Olmos que había desaparecido en julio de 2017. Desde un principio, el sospechoso por el femicidio es el ex profesor y padre de la hija de Rosalía, Juan Valdez. Sin embargo, no sería el único involucrado en el hecho.

“Hay otro legajo que se está tramitando en la unidad fiscal de Reconquista, donde se está investigando a dos funcionarios policiales que podrían tener algún tipo de implicación”, anticipó Ariel Willambi, abogado de la querella.

Willambi, que representa a la familia de Rosalía, evitó responder si los policías están sospechados de haber participado del homicidio, o de haberlo encubierto. No obstante, el letrado reafirmó: “podría haber más imputados con el correr del tiempo”.

La investigación

Por otra parte, Willambi informó que por estas horas la causa sufre una dilatación, ya que la defensa de Valdez objeta la idoneidad del Equipo Argentino de Antropología Forense, el cual fue el encargado de efectuar el reconocimiento de los restos de Rosalía. Lo que solicitan los abogados del acusado es que el Instituto Legal de Rosario haga los estudios de ADN. Esto implica que se debe exhumar el cuerpo.

“Es dilatar la cuestión, no le vemos otro sentido con mi socio y con la familia. No van a cambiar los resultados: se trata de Rosalía Daniela Jara”, afirmó.

En cualquier caso, admitió que el Código Procesal Penal asiste a la contraparte para hacer ese pedido, por lo que se deberá esperar la respuesta que llegue desde la institución rosarina. Luego, el 12 de marzo se hará una audiencia de apelación a la prisión preventiva (Valdez busca ser liberado); y en un futuro no muy lejano, el abogado querellante espera llegar a juicio oral y público.