Afirmaron que las cuotas de los planes se volvieron "impagables".

Un grupo de damnificados por el aumento desmedido de cuotas de planes de ahorro para la compra de un auto se reunió para pedir que frenen los remates y se regulen los incrementos.

Indicaron que en Rosario hay 500 perjudicados que sufrieron incrementos de más del 100% en la cuota que pagaban cuando la inflación en 2018 fue del 47%.

“Uno lo compra de buena fe, sabe que hay intereses, pero no respetaron la taza del Banco Nación y tenemos aumentos todos los meses”, indicaron en un encuentro que hicieron en la explanada del Monumento a la Bandera tras organizarse en su grupo de Facebook “Autoconvocados vehículos planes de ahorro”.

“Empecé pagando $2 mil y en un año y medio se me fue a $11 mil, y somos gente de clase media”, dijo uno de los damnificados, quien alertó que varias empresas están rematando los vehículos ante la falta de pago.

“Queremos que las firmas tomen conciencia como así también los próximos compradores”, afirmaron.