Una falla en una red social encendió las alarmas por una nueva polémica relacionada a la privacidad de los usuarios. ¿El problema? Una falla en Twitter permite que los usuarios tengan acceso a sus mensajes borrados; incluso si las cuentas fueron eliminadas o suspendidas.

Karan Saini, un investigador especializado en seguridad digital, logró comprobar que la red social guardó todos sus mensajes directos eliminados. El error sería un “bug funcional”; que no expondría la seguridad de los usuarios porque solamente ellos serían capaces de acceder a dichos mensajes.

Lo que no se entiende es el motivo por el cual Twitter almacena, durante años, los mensajes directos que habían sido borrados, y ratifica que la empresa guarda todos lo que publicamos, incluso las conversaciones privadas.

Ahora, TechCrunch reveló el problema, aunque no parece ser una amenaza de seguridad; sino más bien una nueva demostración de la poca transparencia de una red social.

La principal queja es que, en lo que se refiere a mensajes directo, “eliminar” no es eliminar: los mensajes quedan guardados. Esto se suma a otra polémica por un cambio en Twitter, que hace que al borrar un chat personal, solamente lo eliminamos en nuestra cuenta: nuestro interlocutor todavía lo tendrá disponible, a menos que él también lo borre.