Finalmente se dio a conocer cuál es la sustancia que apareció esparcida en el vestuario visitante que debía ocupar Rosario Central en la cancha de Newell’s: talco y limpia pisos. Así lo confirmó el informe del ministerio de Seguridad de Santa Fe en base al estudio de profesionales del Departamento Biológico.

Además, también se identificó quién fue el responsable de este hecho y ahora el Ministerio evalúa si será sancionado. El causante de este accionar fue identificado por la CD de Newell’s, quienes informaron directamente al ministro Maximiliano Pullaro. Ahora, evaluarán las sanciones que correspondan en el marco del programa Tribuna Segura y el derecho de admisión.

En el comunicado que publicó el ministerio de Seguridad de Santa Fe se asegura que “este mediodía, el Departamento Biológico de la Policía de Investigaciones de Santa Fe dio a conocer el informe con los resultados de las distintas sustancias secuestradas el pasado domingo tras el hallazgo de un polvo sospechoso en el vestuario que debían usar los jugadores de Rosario Central previo al clásico rosarino. Según los resultados, el polvo secuestrado era talco, encontrándose también restos de arena”.

El polémico polvo que se encontró en el vestuario visitante causó un incidente inesperado en el clásico. Uno de los utileros se descompuso y debió ser atendido por el Sies. Del lado de Central se manifestó que en el interior de ese recinto había un olor fuerte.

Después de momentos de incertidumbre, en los que se barajó la posibilidad de retrasar media hora el inicio del partido, entre ambas dirigencias se acordó que el plantel canalla se mude al vestuario de la reserva y el clásico arrancó en el horario estipulado y el partido se desarrolló con normalidad.