Carlos Fascendini

El vicegobernador dijo que los radicales frentistas están analizando hacer una presentación judicial para frenar la intervención de la convención.

El vicegobernador de la provincia, Carlos Fascendini, se mostró muy molesto con la conducción nacional del radicalismo por intervenir la convención provincial de la UCR que había decidido el lunes que el sello del partido no integre las boletas de Cambiemos ni las del Frente Progresista en las próximas elecciones provinciales.

“Es un atropello a la amplia mayoría de los convencionales, de 52 sobre 60, que además permitía la participación de los afiliados en cualquiera de los frentes sin comprometer la sigla partidaria. Me parece que es una clara decisión política tomar como excusa el vencimiento de los mandatos porque si vamos al caso no solo hay que intervenir la convención, sino también el comité que también tiene los mandatos vencidos. Pero el comité no fue intervenido”, sostuvo el dirigente radical del NEO, el sector más cercano al socialismo.

Duras declaraciones

Luego Fascendini se refirió en términos muy duros hacia el intendente de Santa Fe, José Corral, y en ese sentido dijo: “Esto es un manotazo de ahogado de Corral junto con su socio Cornejo, que no tiene los mejores antecedentes como radical. Y este manotazo de ahogado se termina el 10 de diciembre. Corral tiene la fecha de vencimiento estampada en la frente, el 10 de diciembre se va a su casa”.

“Acá la discusión electoral –remarcó– se da entre el Frente Progresista y el Justicialismo. Creo que el fracaso de Cambiemos en el gobierno nacional es indefendible y la gente lo ve muy claro. La situación que tiene Cambiemos es muy diferente a la que tenía en 2015 y la que tenía en 2017. Va a ser muy duro salir a hacer campaña para Cambiemos”.

El vicegobernador cuestionó la intervención y aseguró que “hay una decisión política de forzar una decisión que la Unión Cívica Radical en la provincia no tiene y que es incorporar la UCR a Cambiemos”. Además, aseguró que “está demostrado, la amplia mayoría de los radicales integra el Frente Progresista y no Cambiemos, al menos en el territorio provincial”.

Intervención

Por otra parte, recordó que las últimas convenciones nacionales de la UCR, como la de Gualeguaychú y La Plata permitían que cada provincia decida, donde haya casos especiales como en Santa Fe, que se puedan integrar otros frentes. “El Frente Progresista viene desde hace 24 años, de 1995, es decir que viene desde mucho antes que Cambiemos, que poco tiene que ver con los principios y la trayectoria de la UCR. No podemos estar ahí”, afirmó.

“Esta es una decisión urgida por Corral y Cornejo, dirigente que pasó por las filas del kirchernismo donde militó junto a (Julio) Cobos la presidencia de (Cristina) Kirchner. Y con un salto sin atenuantes ahora pasó a defender al macrismo. Tiene poca autoridad moral dentro de la UCR para tomar esta decisión de intervenir la convención de Santa Fe”, señaló.

Ante la inminente inscripción de la inscripción de la UCR dentro de Cambiemos, Fascendini dijo: “Que digan lo que quieran. La UCR no está en la sigla, está en los afiliados. Está demostrado ampliamente que en el territorio Cambiemos tiene muy poca penetración y la UCR en Cambiemos menos todavía. Creo que esta maniobra dirigida por Corral no les va a servir de nada. Es la desesperación que lo está llevando a estas cosas. Es un candidato que ya tiene escrita en la frente la fecha de vencimiento”.

UCR en Cambiemos

Asimismo aseguró que ya están estudiando junto a especialistas las distintas medidas a tomar. “No va a ser tan fácil inscribir a la UCR en Cambiemos. Por lo menos no se les va a ser tan fácil”, aseveró al tiempo que vaticinó: “La sigla de la UCR no va a aparecer en ningún lado”.

“No sé dónde está Cornejo, ni me interesa”, dijo Fascendini cuando se lo consultó si el presidente de la UCR nacional estaba en Washington (EE.UU.) y luego bromeó: “Que se quede allá. Tal vez se pueda reunir con el Fondo Monetario”.

“La estructura (del partido) no va a responder por más que venga una orden de donde venga. La estructura va a responder a los dirigentes que están participando. No tiene efectos prácticos la intervención”, insistió.

Fascendini explicó que en la previa a la convención “se buscaba una situación de contención y no forzar situaciones que en el futuro fueran difíciles de retomar, tratando de mantener al partido. Esto fuerza a integrar al partido hacia un lado y justamente hacia donde menor cantidad de apoyo hay”.

Decepciones

“Estoy decepcionado porque se buscaba una amigable composición dentro del partido y darle lugar a los afiliados para que integren los espacios que quieran mientras se resuelve esta situación que tenemos que es ambigua y complicada, pero que en Santa Fe está clara. El Frente Progresista es mayoría y todos sus candidatos fueron electos por el Frente Progresista, incluidos Corral y Galdeano que a mitad de mandato decidieron irse”, concluyó Fascendini.