Sin cargos contra el Indio, va a juicio oral la causa por las muertes en Olavarría

Carlos Villamarín, elevó a juicio oral la causa que investiga las dos muertes ocurridas en el último recital del músico Carlos "Indio" Solari.

Juicio después del ultimo recital de Solari

El juez de Garantías 2 de Olavarría, Carlos Villamarín, elevó a juicio oral la causa que investiga las dos muertes ocurridas en el último recital del músico Carlos “Indio” Solari. En Olavarría en 2017. Están acusados los productores por “homicidio y lesiones culposas”, mientras que el músico quedó exento de cargos.

Matías Peuscovich y Gustavo Zurita, ambos productores del espectáculo en el que murieron Juan Francisco Bulacio (35) y Javier León (42).

En marzo del año pasado Carballo había indagado a los hermanos Peuscovich, quienes en ese momento estaban imputados por “estrago con dolo eventual agravado”.

El fiscal había fundamentó su acusación en negligencia de los organizadores por no adoptar medidas de seguridad adecuadas.

Las dos muerte fueron consecuencia de las avalanchas en el recital, una gran cantidad de personas resultaron heridas. Cabe recordar numerosas personas quedaron perdidas durante varios días sin poder regresar a sus hogares.

Según investigación, Solari era el encargado de la producción artística del evento. Pero la productora se ocupó de los aspectos organizativos del show. Tales como la venta de entradas, contratación de servicios de seguridad, controles y puestos sanitarios.

Cantidad de público

En su escrito, Villamarín alegó que el predio La Colmena de Olavarría, “tenía más cantidad de gente que la permitida durante el show de Solari”.
“El predio fue habilitado para 155.520 personas y se vendieron 196.032 entradas, mientras que ingresaron en total 243.498 personas, casi duplicando la capacidad permitida”, precisó.

Para resolver esta incógnita el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) y la Unidad Criminalística de la Policía Federal realizaron una serie de pericias con fotografías, filmaciones y planos.

“Para el ITBA hubo 225.000 personas y para la Policía Federal 246.000 personas. Se trata de un margen de error de 5% pero que, en cualquier caso, es casi el doble de la capacidad del predio”, había afirmado Carballo en marzo de 2018.