Marcelo Martin, vicepresidente de Unión, habló con la prensa tras la derrota del tatengue ante Independiente. Primero hizo referencia al viaje bochornoso que tuvieron que transcurrir lo jugadores. Tardaron más de siete horas en llegar a Avellaneda, viajaron sin remera por el calor que hacía, el colectivo tenía averiado el sistema de aire acondicionado. Sobre ello manifestó: “Si el modelo es viejo y si la empresa no toma con seriedad el traslado del plantel del Unión, los jugadores tienen razón. Fueron siete horas y pico de viaje, un día tremendo, con muchísimo calor. Me dijeron que el modelo del colectivo era 2009, la verdad es un disparate. Hay que tomar resguardos mayores para el traslado de los jugadores”.

Respecto a la logística que se realiza antes de cada viaje contó: “Ellos mandan los coches correspondiendo a la disponibilidad. Deben saber que este es un traslado, como todos los que hacen, que debe tener responsabilidad. Se habla de un plantel que compite al otro día y en estas condiciones no puede viajar siete horas y media sin aire acondicionado. Me dijeron lo mismo que hubiera dicho cualquier trabajador en su posición”.

Luego fue consultado por un posible cambio de horario para el próximo encuentro ante Atlético Tucumán: “No tengo cambio hasta ahora, no significa que se pueda cambiar, no nos notificaron nada”.

Por otro lado le preguntaron si será candidato a presidente de Unión: “No, no tengo respuesta. Esto no es para conversarlo ahora. Hay que hacer un diagnóstico entre nosotros, definir un proyecto y ver que personas y qué roles van a ocupar. Si tenemos esa ecuación y arrancamos diciendo yo voy a esto y vos a otro arrancamos mal. Es una locura pensar en candidatura si no sabemos que falta en Unión, un proyecto serio, un grupo importante y adjudicar los roles. El último paso es la adjudicación de roles”.

Por último sentenció: “Me preocupan todos los problemas que tiene unión, entre ellos la deuda que tiene con el presidente”.