A un día de la audiencia que tiene como protagonistas a Juan Darthés y Anita Coacci hubo fuego cruzado entre sus abogados; Raquel Hermida Leyenda y Fernando Burlando.  La actriz dijo que fue abusada sexualmente por el actor cuando trabajaban en Gasoleros; y él la denunció por calumnias e injurias. Mientras que la abogada de Coacci asegura que “sin duda” hay testigos comprados; el defensor del actor la acusó de ser una “chacal del Derecho” y de “no tener ética”.

La abogada de Coacci

En una entrevista para Nosotros a la mañana (El Trece), Hermida, al ser consultada por si creía que había testigos comprados aseguró: “Por supuesto, hay en todas las causas”, y agregó que “sin duda” sería a favor de Darthés y que esto mismo se replica en la causa que tiene abierta el actor con Thelma Fardín, que lo denunció por violación.

“No me corresponde decirlo, pero hay tantas causas contra otros señores que se hacen en silencio, que se tramitan en silencio, que ustedes no tienen conocimiento y yo tampoco… evidentemente puede no surgir solo el dinero de este señor”, deslizó la abogada. En este sentido, Hermida planteó la posibilidad de que otras personas, con tal de no verse involucradas en un caso similar, estarían ayudando financieramente al denunciado.

Sobre este punto, la abogada profundizó: “El abuso sexual infantil es el más reiterado en nuestro país; muchas veces encubierto por señores de niveles altísimos entre ellos jueces, fiscales, defensores de menores. Entonces, ¿por qué pensamos que esta vez no?”.

En cuanto a la audiencia que les espera mañana, Hermida aclaró que para que haya un acuerdo es necesaria la presencia de Juan Darthés, que debería volver de su exilio en Brasil; y que “Anita va a rectificar sus dichos”, cosa que busca evitar el actor y su abogado.

¿Juan Darthés vuelve al país por la causa contra Anita Coacci?

La tensión entre ambos abogados creció hacia el final de la nota; al consultarle si quería escuchar un audio en el que Burlando le respondía a sus dichos, Hermida contestó: “Te agradezco pero no quiero escuchar a ese señor, me desagrada evidentemente y lo conoceré mañana en un acto obligatorio”. También aseguró que no le dará la mano porque su “límite es cuando se maltrata víctimas”.

Tras las polémicas declaraciones de la abogada, Burlando respondió de manera contundente y expresó su indignación. “Solamente una persona sin ubicación, sin ética, sin moral puede decir una cosa semejante. Tengo más de treinta años de profesión y siempre me manejé con honestidad. Son situaciones que diferencian a los chacales del derecho; a esas personas que por un minuto de luz dicen o hacen cualquier cosa realmente, no lo puedo creer”, sentenció el letrado.