Lifschitz insiste en no buscar figuras sino desarrollar propuestas.(Prensa PS)

A días del 22 de febrero, día de cierre del plazo para presentar listas de cara a los comicios primarios, abiertos, simultáneos y obligatorios del día 28 de abril –se elijen candidatos a gobernador, vicegobernador, cincuenta diputados titulares y 10 suplentes, 19 senadores titulares (uno por departamento) y 19 suplentes – Miguel Lifschitz aseguró que desconoce si será precandidato a diputado provincial, como ha trascendido. El gobernador volvió a insistir en la necesidad de construir una alternativa política para gobernar el país. Pero advirtió que nos todos pueden aspirar a conducirlo y que, en cambio, es esencial focalizarse en el proyecto.

“No hemos definido nada. Hemos tenido un enero muy intenso. Con temas que son prioritarios. No le he dedicado tiempo a esto. Si el 22 cierra el plazo, el 21 trataremos de acomodar todo”. Miguel Lifschitz negó de este modo saber si será o no precandidato del Frente Progresista a diputado provincia. En cambio, se mostró más compenetrado en la fórmula para ganar las elecciones nacionales. “Estamos trabajando en una propuesta alternativa para salir de la grieta. Estamos contribuyendo a un proyecto alternativo al kirchnerismo y a Cambiemos. Hay que acercar dirigentes de distintos espacios políticos para salir de la disyuntiva, tener un proyecto amplio para salir de la crisis”. Planteó.

Sin embargo, a continuación advirtió en ese sentido: “Juntás 10 políticos y todos quieren ser presidente. Así es difícil, hace falta un goleador, sí. Pero también al resto del equipo”. Sostuvo a través de una metáfora futbolística. Luego, en otro tramo de la entrevista, retomó su postura: “Sería importante ponernos de acuerdo sobre una figura pero sobre todo de un proyecto. Tenemos que construirlo. Uno que sintetice los mejor de cada gobierno”.

Consultado acerca de la posición expresada por Roberto Lavagna de no competir en internas, respondió: “Es una posición personal. Pero a mí me gustaría que se definiera todo más rápido”. Destacó haciendo foco en la cuestión temporal. “Mitad de año es tarde si no se consolidan posiciones. E difícil construir algo nuevo y distinto pero –subrayó–respeto su trayectoria y que no quiera concurrir a internas”.

Por otra parte, el funcionario provincial se mostró “muy preocupado por la situación económica y social del país y de cómo influye en la vida institucional”. “Hay una cantidad de situaciones no tan visibles como una inundación, que no generan tanta repercusión pero que vamos advirtiendo un progresivo deterioro de la vida, el cierre de pequeños negocios, de industrias y la crisis en otros que hace pronosticar que todo va a terminar en colapso”, describió. Es por esta visión del país que tiene Lifschitz que inistió en la concreción de una fórmula integral que supere la “grieta”.

Finalmente, cuando se le preguntó por la tendencia de los electores a votar a un determinado candidato para que no prospere otro, analizó: “Los votos negativos no sirven para gobernar, si el elegido no tiene real respaldo de la población no va, un gobierno se legitima con el consenso ciudadano”, terminó.