Norma Castaño, de Asociación Madres Solidarias, dialogó en Sin Mordaza sobre un intento de asesinato a un joven en la cárcel de Las Flores

Al aire en Sin Mordaza, Norma Castaño explicó qué fue lo que ocurrió en la cárcel. “Es de público conocimiento que tenemos muchos policías presos por hacer órdenes de allanamientos a narcos, sin tener órdenes. Así tenemos preso al comando de la costa y al comando de acá de Santa Fe también. Llegaban con una orden falta le sacaban la droga y la plata y se iban“.

El caso

Como empezaron a darse vueltas las cosas y empezaron a caer los policías, agarraron a los pibes más marginales, más pobres e indefensos y los mandaron a robar a los búnker.
A este chico le dijeron, tenes la opción de robar el búnker o te ponemos droga y vas a la cárcel. Entonces robó el búnker. Esto pasó en Facundo Quiroga al 5800″ comentó.

Él fue y robó. El búnker estaba atrás de su casa, donde hay terrenos baldíos con árboles.
Los que estaban vendiendo la droga en el búnker le hicieron lo denunciaron. Dijeron que este pibe había intentado abusar de una de las hijas de los que vendían droga. Le hicieron la denuncia por intento de abuso y lo llevaron directamente a Las Flores“.

Dentro de la cárcel

En Las Flores entran tres personas en la celda de él con una cuchilla, le cortan los testículos, le dan cuatro puñaladas, una de ellas en el corazón” detalló Castaño.

La familia sabe que pasó, sabe porque está amenazada. Todas las noches pasan, le tirotean la casa, le dicen que van a matar a las nenas. La mujer vive aterrorizada, con miedo. Son personas humildes, que no tienen donde irse, que no tienen los recursos y no tienen quién hable por ellos“.

Servicio penitenciario

Ante la consulta por el rol del servicio penitenciario en el caso, Castaño fue clara. “A mí me parece que no es tan fácil entrar así a una celda. Eso voy a hablar con la directora de la cárcel. Le voy a preguntar por qué pudieron entrar personas tan libremente en la celda. Está el asesino más grande que mató a toda su familia pero a él nadie le hizo nada“.

En este sentido, afirmó: “Los que venden droga tienen contactos con la gente adentro de la cárcel. Dentro de la institución se vende droga y nadie hace nada“.

Diálogo con el gobernador 

Ante la consulta por su charla con el gobernador Lifschitz, la entrevistada señaló “le dije que necesitaba hablar urgente con el ministro. Tengo 20 búnkers identificados para ir a desarmarlos. Los búnker están en los barrios más humildes“.

El gobernador siempre me mira asustado. Yo le dije que sabía que estaba ocupado, pero quisiera que le diga a su ministro de seguridad que me atienda para hablar de este tema.
El papel de la policía es importante. Mi denuncia no es de ahora, hace 16 años que denuncié y no a un gobierno socialista” expresó.

La lucha contra el narcotráfico
La policía sabe donde está la droga, la policía es una de las que también le lleva la droga a los búnker. No hablo de toda la policía, estoy hablando de un grupo“.
¿Dónde vimos que la policía federal haya allanado un búnker, o un narco en Santa Fe?” apuntó Castaño contra las fuerzas federales. “A la gendarmería la vemos cargando motos con los municipales, pero no agarrando a narcos“.
El ministro se excusa con que la droga es un delito federal. Pero la droga está en los barrios y los barrios le pertenecen a la policía de la provincia“.
Asociación Madres Solidarias

Por último, al consultarle sobre su asociación, Castaño manifestó “hay muchas madres que se acercan. No es que nosotras estamos sólo en las denuncias, también pertenecemos a un grupo de madres en todo el país. Lo que sí es que a partir de tantas madres que estaban conmigo y después sufrieron amenazas, permití que las madres dejen de acompañarme. Nos meten el miedo de no poder hablar y decir lo que nos pasa“.