El clima de violencia en torno al clásico que Newell’s y Rosario Central protagonizarán el domingo a las 17.10 empezó a incrementarse en las últimas horas, ya que fue incendiado un gran paredón pintado con los colores del Canalla.

Del lado de la Lepra, en tanto, uno de los predios para los juveniles del club apareció con una pintada amenazante que decía “No hay más códigos. Ganan o muerte”. Horas más tarde fue tapado.

Foto: Rosario3.com.