Se viene la fecha 18 de la Superliga Quilmes Clásica y la Superliga la anticipó con otro capítulo de su ciclo de #ConferenciaSAF: en esta oportunidad, el partido que salió a la cancha con nuestros micrófonos fue nada menos que el clásico de Rosario, gracias a la presencia de Alan Aguerre, arquero de Newell’s, y de Matías Caruzzo, defensor de Rosario Central. La Lepra y el Canalla se enfrentarán el domingo a las 17.10, en el estadio Marcelo Bielsa, pero el duelo comenzó en la #ConferenciaSAF realizada en el Hotel Esplendor Savoy Rosario.

Siendo futbolistas no formados en los clubes que hoy representan, ambos coincidieron: “Somos privilegiados por poder jugar este clásico”. Y Caruzzo amplió: “Este partido se vive de una manera muy particular no sólo en la ciudad, sino en todo el país, como un River-Boca o un San Lorenzo-Huracán”. Mientras que Aguerre contó: “Siempre es lindo ver un Newell’s-Rosario Central y no me deja de sorprender cómo se vive el fútbol en Rosario en el día a día: arrancamos el año jugando contra Boca y la gente me decía ‘hay que ganar el partido’. Yo pensaba que me hablaban de ese rival, pero no: ya se anticipaban a este clásico que se viene”.

Caruzzo anticipó que tendrán “un partido complicado”, pero valoró el hecho de que “se juega con gente: hemos jugado en Buenos Aires sin gente (NdeR: la final de la Copa Argentina) y no nos gustó. Aquel partido fue importante pero éste es distinto aunque no deja de ser un Central-Newell’s y con la gente de ellos”. Y a la hora de opinar sobre este encuentro en la #ConferenciaSAF, afirmaron: “Que estemos juntos acá habla del mensaje que queremos dar: los dos equipos queremos ganar pero el partido tiene que ser una fiesta para todos, más allá del resultado”.

En esta ocasión, y por ser un clásico con tanta historia, la Superliga Argentina de Fútbol sumó la presencia de glorias representativas de ambas instituciones, como Juan Carlos Montes, baluarte de la Lepra, y Germán Rivalora, ícono Canalla. Montes recordó: “Cuando llegué hace tantos años me di cuenta enseguida de que éste partido es lindísimo. Antes estaban las dos hinchas y eso se sentía dentro de la cancha. Ojalá pronto podamos volver a vivir esa fiesta”. Rivarola, por su parte, señaló: “Éste es el partido que todos esperamos: jugadores, hinchas, dirigentes… Nosotros estamos acá para dar un mensaje: como hincha me toca disfrutar del clásico, pero sabiendo que si nos toca ganar festejaremos, pero si nos toca lo contrario debe terminar ahí. Es sólo un partido de fútbol”.

Para afianzar la camaradería también estuvieron Cristian D’Amico (vicepresidente de Newell’s) y Rodolfo Di Pollina (presidente de Rosario Central). El dirigente del Canalla señaló: “Tenemos el gran desafío de no mezclar esta hermosa pasión, que es algo fantástico para afuera, sin confundirla con dramatismo o con violencia”. Mientras que su par de la Lepra afirmó: “Ojalá que desde el domingo a las siete de la tarde estemos hablando sólo de lo que pasó en la cancha. Tenemos que lograr que día a día el clásico se convierta en algo natural, que sea el más pasional del fútbol argentino y también a nivel mundial, como para poder tener más partidos de estos durante el resto del año”.