Los mismos se encuentran dentro del eje de fortalecimiento de la economía social que promueve el Plan Abre.

“A pesar del contexto económico recesivo del pasado año, podemos asegurar un crecimiento de los diversos emprendimientos sociales” afirmó el coordinador del Plan Abre en la ciudad, Luis Martínez.

Zona norte y oeste

“En lo que respecta a la región norte, continuamos con la organización de las familias dedicadas a la recolección, acopio y comercialización de elementos reciclables”, explicó el funcionario.

“Con ellos concretamos actividades de canje ecológico y campañas de recolección de papeles” indicó.

“Por otra parte, en zona oeste, incorporamos equipamiento al taller de panificación y se amplió la convocatoria de los interesados en participar. Además se generó una agenda de ventas especiales. Participación en eventos públicos, producción con fines solidarios y jornadas de capacitación”, puntualizó Martínez.

Por otro lado, Luis Martínez sostuvo que “estamos convencidos de que las políticas públicas de transferencia de recursos, si son acompañadas como en este caso, generan un efecto multiplicador y dinámico. Adquieren un valor agregado fundamental que es la organización colectiva y la participativa”.