Tras la pretemporada y los tres amistosos de verano, se viene el estreno por los puntos de Atlético de Rafaela en este 2019. Será este viernes desde las 21:00, en Alberdi, frente a Villa Dálmine, por la 14ª fecha de la B Nacional. Y después de las pruebas ante Rampla Juniors (empate 1-1), Colón de Santa Fe (derrota 1-3) e Instituto (derrota 1-2), Juan Manuel Llop trabajó esta semana buscando el mejor once inicial.

De los que llegaron en este mercado de pases, los dos se meterán en el equipo titular: el defensor Sergio Rodríguez y el mediocampista Marcelo Guzmán. En el caso del uruguayo, estará en la zaga junto a Abel Masuero (o podría meterse Tomás Baroni) y en la zona central del medio campo estará el cordobés exInstituto, para compartir el doble cinco con el ‘Colo’ Soloa, de buenos rendimientos en los juegos de preparación.
La principal sorpresa pasa por la inclusión del juvenil Luciano Pogonza, quien llamó la atención del cuerpo técnico en el amistoso de los alternativos vs Colón de San Justo, lo probó con los suplentes ante Colón y lo incluyó entre los titulares ante la ‘Gloria’. Lucho respondió satisfactoriamente a dichos exámenes y se ganó un lugarcito en la banda izquierda del mediocampo.

Ante la lesión y la poca participación que tuvo Gianfranco Ferrero en la preparación veraniega, sufrió una lesión que lo marginó, el que apareció para ocupar el lateral izquierdo de la defensa fue Roque Ramírez.
Más allá de la duda que puede plantearse en la defensa (Masuero o Baroni) en el entrenamiento futbolístico de ayer surgió un nuevo interrogante. Ezequiel Montagna tuvo que abandonar el ensayo futbolístico con un esguince de tobillo izquierdo, fruto de un golpe, y se debe esperar su evolución. En dicho momento el que ingresó fue Lautaro Navas, corriéndose a la banda Guzmán.

El plantel albiceleste volverá a trabajar en la mañana de hoy y luego del mismo quedará confirmado el equipo, como así también los que concentrarán a la espera de este primer cotejo del año, en donde buscará una victoria en casa que le permita comenzar a ilusionarse con una pronta y satisfactoria recuperación para pelear por el ascenso en las doce fecha que le quedan por jugar.