Cada verano Rosario se prepara para disfrutar las noches bajo las estrellas con música y espectáculos. La propuesta gratuita se extenderá desde el 31 de enero al 23 de febrero en múltiples escenarios de la ciudad. El Anfiteatro Municipal Humberto de Nito, es el emblemático espacio del ciclo “Rosario Bajo las Estrellas”.

Además, se sumarán presentaciones en ámbitos de los distintos distritos como:

  • el parque Hipólito Yrigoyen,
  • explanadas de museos y centros municipales de distrito,
  • las Cuatro Plazas de Mendoza y Provincias Unidas,
  • Rambla Catalunya,
  • el parque Héroes de Malvinas,
  • parque Alem,
  • y parque de las Colectividades,
  • La Florida
  • y el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa.

El tradicional ciclo de verano comienza el próximo jueves 31 de enero a las 21 en el parque Yrigoyen con una noche de música y humor. Se presentará la cantante rosarina Mavi Leone junto a Juan Torresi en guitarra.

El esperado regreso de “Rosario Bajo las Estrellas” al Anfiteatro Municipal tendrá lugar el sábado 2 de febrero a las 21, con la propuesta “De puerto en puerto. Canciones de las dos orillas”, que reúne a un gran número de artistas como Dúo La Perilla, Julián Venegas, Liliana Herrero, Pitufo Lombardo, Ana Prada, Jorge Fandermole y el grupo vocal A cara lavada.

Fechas del Anfiteatro Humberto de Nito

Las fechas en el Anfiteatro continúan el sábado 9 de febrero con la presentación de Chancha Vía Circuito, Nación Ekeko (proyecto solista de Diego Pérez, integrante de Tonolec), Lauphan y China Loop Set. El sábado 16 de febrero llega una propuesta que retoma el cancionero de una de las voces latinas que marcó a generaciones. El espectáculo llamado Micky’s. Canciones de Luis Miguel repasará los clásicos del Sol de México en la voz de Emme. La noche se completa con The Rock and Rule Swing Orchestra junto a Tiago Galindez interpretando canciones de Frank Sinatra.

El sábado 23 será una jornada especial porque Vilma Palma e Vampiros vuelve a Rosario tras varios años. Las locales Chiquita Machado pondrán su colorida cuota a la música popular latinoamericana, sumando mezclas con música balcánica, electrónica, y dosis de funk y rock.