Gabriel Ávalos Stumpfs nació el 30 de noviembre de 1990 en Hohenau, una ciudad de Paraguay situada en el departamento de Itaupá. Con poca participación en Primera División, hoy se convirtió en el undécimo jugador en la historia en convertirle tres goles a River en el Monumental. El anterior fue Raúl Wensel, el 9 de marzo de 1988 en un encuentro en el que el Millonario cayó 3-2 con Deportivo Armenio.

Ávalos se inició futbolísticamente en Libertad, uno de los equipos más grandes del país Guaraní. En 2008, con apenas 18 años, llegó a la Argentina para jugar en el ascenso, más precisamente en Defensores de Cambaceres. Un año más tarde llegó a Tigre y luego pasó por Gimnasia de La Plata, pero en ninguno de ellos logró sumar minutos, así que volvió a su país natal, sumándose a Independiente de Campo Grande en el 2012. Tras un año en el Campograndense, emigró a General Díaz y, seis meses más tarde, se fue a Chile para jugar en Universidad de Concepción.

A mediados de 2014 volvió a la Argentina. Fue adquirido por Crucero del Norte para disputar la B Nacional, donde consiguió el ascenso. Convirtió 5 goles en 17 partidos. En el Campeonato 2015, el conjunto misionero descendió con Ávalos como titular, anotando 5 tantos en 20 encuentros.

La temporada siguiente tuvo su primer gran prueba, cuando arribó a Peñarol de Uruguay pero, con apenas siete partidos jugados, retornó al país para jugar en Nueva Chicago, en la B Nacional. En 2018 recaló en Godoy Cruz para ser suplente de Santiago ‘Morro’ García. Apenas jugó 11 encuentros pero convirtió dos goles en el Tomba. Uno calve para derrotar a San Lorenzo en Mendoza sobre la hora por 1-0, el otro en una derrota 1-2 con Huracán en el Ducó.

Este domingo hizo su debut en Patronato de Paraná, en el Monumental. El Patrón superó a River por 3-1, con hat-trick del paraguayo.