Sin brillo, con sufrimiento pese a jugar cerca de media hora con un hombre de más respecto de su rival y con poco juego, la Selección Sub 20 cumplió con el objetivo. Venció a Perú y se clasificó al hexagonal final del Sudamericano que se desarrolla en Chile y que otorga cuatro plazas para el Mundial de Polonia.

El seleccionado dirigido por Fernando Batista volvió a padecer el calor y el cansancio de un torneo que no da descanso pero nuevamente dejó dudas desde la generación. Incluso su rival, que sufrió la expulsión de Junior Huerto, llevó peligro al arco de Manuel Roffo desde el juego aéreo.

Sin Sosa en la mitad de la cancha -cumplió la fecha de suspensión por acumular la segunda amarilla- y errático en los últimos metros, la Argentina se dedicó a cortar circuitos de juego y apostó a salidas rápidas con sus hombres de ataque. Lo consiguió muy poco.

Recién en el final, Maximiliano Romero (reemplazó a Gaich) aceleró en los últimos metros y le cometieron un penal que el ex Vélez transformó en el gol (el segundo en su cuenta personal) del triunfo. Fue apenas el tercer tanto del equipo en cuatro presentaciones.

“Hay que valorar el esfuerzo que hizo el grupo durante los 90 minutos y con temperaturas elevadas. Estoy muy contento por el resultado y la clasificación al Hexagonal”, manifestó Romero, delantero del PSV de Holanda. Y cerró: “Partido a partido vamos encontrando el juego que quiere el entrenador y ahora hay que pensar en trabajar para acceder a la final”.

Con este resultado, la Selección comenzará su participación en el hexagonal final en Santiago el martes, ante Ecuador, desde las 19.50

En el segundo turno, Uruguay derrotó 1 a 0 a Paraguay con un gol de Nicolás Schiappacasse, lo superó en la tabla y también accedió al hexagonal final por el Grupo B.