Dolor en España por la muerte de Julen
Julen se cayó a un orificio de prospección para buscar agua de pequeño diámetro pero gran profundidad.

 

El niño de dos años que cayó en un pozo mientras jugaba el pasado domingo 13 de enero en el municipio malagueño de Totalán.

Los rescatistas hallaron el cuerpo sin vida del niño en la madrugada de este sábado. Así han confirmado fuentes de subdelegación del Gobierno.

En el rescate participaron más de 300 efectivos que trabajaban por turnos.