El hecho ocurrió en una vivienda ubicada en San Martín y Cándido Pujato. Los vecinos denuncian una zona liberada en la zona que es víctima de robos todos los días.

Los vecinos de Recoleta ya no pueden vivir más en la zona debido a los constantes hechos de inseguridad que se dan en la zona. Hace un día se conocía la noticia de un nuevo robo al bar Kusturica y ya es el segundo de la semana y el noveno desde que abrió.

Pero la cosa no termina ahí. Los habitantes de los departamentos que se encuentran en la manzana de San Martín, Cándido Pujato, 25 de Mayo u Bulevar padecen a diario arrebatos, robos a mano armada y entradera en las viviendas de la zona.

El colmo de la inseguridad se dio la primera semana de enero cuando delincuentes desvalijaron un departamento ubicado en calle San Martín y Cándido Pujato y no conformes con eso, se quedaron a vivir cinco días dentro de la vivienda mientras que la propietaria se fue de vacaciones.

Eliana tiene 30 años, es estudiante y en la última semana de diciembre volvió a su pueblo para pasar las fiestas en familia. A su regreso, se encontró con su departamento desvalijado y totalmente desordenado. Pero la historia no terminó ahí. Con el correr de las horas la mujer se dio cuenta que los delincuentes se quedaron a vivir dentro de la casa y usaron la cocina para cocinar y el baño en varias ocasiones.

“Es una constante  los robos en esta zona. Ya no sabemos que hacer. Nos juntamos entre todos los vecinos y realizamos siempre las denuncias pero los hechos de inseguridad siguen”, explicó la víctima que además de estudiar vende ropa interior en un negocio de  la zona.