Se trata de Pulchrum, en Alvear. Entre domingo y lunes, los desechos industriales llegaron hasta el río Paraná y causaron temor en los vecinos.

La comuna de Alvear clausuró la empresa química Pulchrum por haber vertido desechos industriales en desagües que terminaron depositándose en el arroyo Frías y luego en el río Paraná.
Esa acción de la química formó una espesa de espuma blanca que se vio no sólo a orillas de río, sino también en las zanjas que están a la vera de la ruta provincial 21. El fenómeno se produjo el último domingo y se agravó debido a las intensas lluvias de esa mañana.
Una vecina de la zona grabó en video y fotografió lo que ocurrió para luego denunciar públicamente esa situación.
El secretario de Medio Ambiente de la provincia, Cesar Mackler, consignó a La Capital que tras conocerse lo ocurrido el domingo una comisión integrada por integrantes de la comuna y de ese organismo concurrió a Pulchrum para tomar cartas en el asunto”.