Preocupación entre los comerciantes
Varios puntos del centro rosarino sufren cortes desde le fin de semana. Los más prolongados se registraron en Paraguay al al 800 y Rioja al 1500.La situación complica a los negocios de la zona.

 

La fuerte lluvia que cayó el domingo afectó siete subestaciones de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), que se repararon durante la mañana de ayer. Sin embargo, aún persisten cortes en la red de baja tensión en varios puntos de la ciudad.

Hay también casos de más larga data, como el que padecen los vecinos de Paraguay, entre Rioja y Córdoba, que a diario, desde la madrugada a las 11, sufren cortes de energía eléctrica desde el primer día del año.

La situación se agravó el domingo pasado cuando se cortó la luz y no volvió. Pese a los reclamos reiterados el problema no se solucionó. La preocupación es creciente ya que se trata de una zona residencial -hay varios edificios en la cuadra- y comercial, ya que está ubicada en el corazón del centro rosarino.

Como consecuencia de las fuertes lluvias del fin de semana, en Rioja al 1500, vecinos y comerciantes ayer a las 9 se quedaron sin luz. La semana pasada estuvieron dos días sin el servicio y de persistir el problema amenazan con cortar la calle.

“Nosotros ayer abrimos a las nueve y ya no teníamos luz“, contó Guillermo, dueño de un local de venta de celulares. Contó que recién, por la intervención de un operario de la EPE, les repusieron el servicio a las 17.15 de ayer, pero que volvió a cortarse quince minutos más tarde.

“Yo vendo accesorios de celulares al por mayor. Tengo a la gente ahí que mira lo que puede, pero así no puedo trabajar”, dijo el comerciante.

Dijo que realizaron reclamos a la EPE, pero que hasta ahora no tuvieron respuesta favorable al reclamo. Y adelantó que, de no mediar cambios, evalúan realizar un corte de calle.