Germán Garavano
El ministro de Justicia defendió el proyecto para bajar la edad de imputabilidad.

 

El Gobierno defendió una vez más el proyecto de ley del nuevo régimen penal juvenil. El eje central de la decisión es bajar a 15 años la edad de imputabilidad de los menores en delitos graves.

Al respecto, el ministro de Justicia Germán Garavano dijo: “Quince años es un punto de consenso y está basado fuertemente en la estadística. A partir de los 15 años, un joven comprende la criminalidad de sus actos y debe responder con un régimen especial”, lanzó el funcionario.

Garavano formó parte del equipo que diagramó la letra fina del proyecto, y es el responsable político de la reforma.

Según sus estadísticas, a los 15 años es cuando los jóvenes comienzan a “cometer sobre todo aquellos hechos más brutales, que son los que van a hacer que a partir de esa edad uno sea penalmente responsable”.

La iniciativa sólo regirá para los delitos más graves como violaciones, homicidios, secuestros extorsivos, entre otros. Que tienen penas mayores a los 15 años de prisión.

El presidente Mauricio Macri evalúa la posibilidad de convocar a sesiones extraordinarias para tratar el proyecto en el Congreso. Pero la falta de apoyo de sectores de la oposición podría retrasar esta decisión.

“La mayoría de los países de la región tienen como edad los 14 años y algunos tienen menos. Nosotros, después de un análisis técnico, realmente entendemos que la edad adecuada son los 15 años” sostuvo Garavano.

Por otro lado dijo que “es una edad en la que los jóvenes comprenden la criminalidad de sus actos. Sobre todo frente a hechos tan graves”.

En este sentido, el funcionario aclaró que se le aplicará un “abordaje especial” a aquellos menores que sean enjuiciados.