Durante 2018 hubo un 47 por ciento más de pasajeros que en 2017. No obstante, los tiempos de viaje siguen siendo un problema a solucionar.

 

El año pasado, al tren de pasajeros entre Rosario y Buenos Aires se subieron 134 mil personas. Esa cifra significó un aumento del 47 por ciento respecto al año anterior y batió el récord de usuarios en los últimos 20 años. Aún con estos números a favor, el servicio arrastra dos costados flacos: hay un solo tren diario y los tiempos de viaje no bajan de seis horas y media.

A pesar de esto, las autoridades son optimistas. “Cada vez más personas eligen el servicio a Rosario no sólo por la comodidad y seguridad de los coches, sino porque gracias a las obras de infraestructura logramos reducir el tiempo de viaje en más de una hora y cuarto. Además, sumamos nuevas paradas, como Empalme Villa Constitución, y cambiamos el horario de partida desde Retiro (16.40 a 17:30) para que más personas puedan llegar a tomar el tren”, señaló el presidente de Trenes Argentinos Operaciones, Marcelo Orfila.

Entre enero y diciembre del 2017, las unidades transportaron 91.406 pasajeros. En los 12 meses del año pasado, los usuarios fueron 134.326; un 47 por ciento más.

Cómodo y económico

Cada medianoche, minutos antes de que el Rosarino llegue a la Estación Rosario Norte, en el hall del centenario edificio no cabe un alfiler. Familias con niños y jóvenes viajeros destacan entre la comitiva que espera subir a los vagones.

¿Por qué eligen viajar en tren?

En primer lugar, por el precio de los boletos, un dato no menor en épocas de bolsillos flacos. El pasaje sale 300 pesos en primera y 360 en pullman. La mitad de lo que cuesta el viaje a Buenos Aires en ómnibus (que va de 680 a 750 pesos, según los asientos sean cama o semi cama). Además, en los trenes, los menores de 12 años abonan la mitad.

Pero también, destacan desde la Asociación Amigos del Riel, se aprecia la comodidad y la posibilidad de viajar sin sobresaltos, más seguro (ver página 4).

“Gracias a las obras de infraestructura logramos reducir el tiempo de viaje en más de una hora y cuarto”.