2018-04-15 maduro-macri
Mauricio Macri y Nicolás Maduro
La región le dio la espalda al país. Presidentes y organismos internacionales se manifestaron en contra del acto.

 

El presidente Mauricio Macri afirmó hoy que Nicolás Maduro intenta burlarse de la democracia.

“Los venezolanos lo saben, el mundo lo sabe. Venezuela vive bajo una dictadura”, sostuvo luego de que el mandatario jurara un nuevo mandato.

A través de su cuenta de twitter Macri escribió: “No importa cuántos trucos intente para perpetuarse en el poder, su investidura como Presidente ahora carece de la autoridad de las urnas y también de credibilidad internacional”.

Todos en contra

Otro de los presidentes que se manifestaron en contra del mandatario venezolano fue el paraguayo Mario Abdo, quien anunció la ruptura de relaciones diplomáticas con el país caribeño. Esto incluye el cierre de la embajada de Paraguay y el retiro inmediato del personal.

En tanto, Estados Unidos condenó la “ilegítima usurpación del poder” llevada a cabo por el presidente de Venezuela, que juró por un segundo mandato hasta 2025, a pesar de la presión internacional y la advertencia de la mayoría de países de la región de que no reconocerán su gobierno.

La Organización de Estados Americanos (OEA) resolvió hoy no reconocer la legitimidad del nuevo mandato de Maduro, y pidió que en una fecha cercana se celebren nuevas elecciones con observación internacional.

La resolución fue en votación dividida, en una reunión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA celebrada para debatir la iniciativa presentada por la Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Perú y Paraguay.

Con 19 votos a favor, seis en contra, ocho abstenciones y una ausencia, el proyecto fue aprobado y se resolvió, además, comunicarlo inmediatamente al secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, según publicó Télam.

Una investidura atípica

La ceremonia se realizó en la sede del TSJ en Caracas porque la Asamblea Nacional, institución venezolana controlada desde hace tres años por la oposición que según la Constitución debía acogerla, se negó a servir de escenario por considerar que el líder ‘chavista’ es un “usurpador” del cargo.

Por otro lado, Maduro sólo contó con el respaldo de cuatro presidentes: el cubano Miguel Díaz-Canel, el nicaragüense Daniel Ortega, el boliviano Evo Morales y el salvadoreño Salvador Sánchez Cerén.

Unos 13 países Lima, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Estados Unidos y Canadá, así como la Unión Europea (UE) y sus estados miembro, incluido España, decidieron no acudir.

Por su parte, México -el otro integrante del Grupo de Lima-, envió al encargado de negocios de su Embajada en Caracas.

Maduro ha destacado, no obstante, que han acudido “representantes de más de 99 países y organismos internacionales”. “Les agradecemos su presencia valiente, que ratifica que otro mundo es posible”, ha dicho.