Así podría lucir hoy en día Maximiliano, Sosa
Miembros de distintas fuerzas de seguridad efectuaban tareas en el fondo de la casa de Patricia Sayago, detenida por la presunta sustracción de su nieto, desaparecido hace más de tres años.

 

Desde las primeras horas de la mañana de este jueves, efectivos de la Policía Científica e integrantes de distintas fuerzas trabajaban en el barrio Juan Pablo II de Ceres, donde está situado el domicilio de la abuela de Maximiliano Sosa, el nene desaparecido a fines de 2015, cuando tenía tres años.

La mujer, llamada Patricia Sayago, está detenida (al igual que su pareja, Ariel Malagueño) por ser la principal sospechosa de la sustracción del menor. Por ello, hoy se realizaban distintas excavaciones en el patio de su casa. El operativo contaba además con perros adiestrados.

Los resultados de las tareas se manejaban con total hermetismo por parte de los especialistas involucrados en las mismas.

Maxi Sosa desapareció el 21 de diciembre del 2015. Pese a que a pocos días apareció por varios medios llorando la ausencia de su nieto, Sayago resultó ser la principal acusada de su sustracción. También fue imputada por falsa denuncia. Ella y Malagueño, por entonces su concubino, están con prisión preventiva sin plazo en Rafaela.