“Se tomaron las medidas de emergencia para asistir a las familias damnificadas de la mejor forma. Y para proteger los cascos urbanos”, afirmó el gobernador.

El gobernador Miguel Lifschitz estuvo este miércoles en las localidades de El Nochero y Santa Margarita. Se trata de la zona más afectada por la emergencia hídrica.

“Hubo precipitaciones muy intensas que han estado entre los 500 y 700 milímetros en pocas semanas. Y, también, estamos recibiendo mucha agua de Santiago del Estero y del Chaco”, explicó el gobernador.

Leer más: Hay 300 mil hectáreas afectadas y 72 evacuados en el norte de la provincia

“Se registraron situaciones muy complejas, con familias que tienen agua en sus viviendas. Con campos y zonas productivas inundadas, con productores que han perdido toda su cosecha. Y van a tener dificultades para arrancar de nuevo”, indicó.

Asistencia

“Conversamos con las autoridades locales, con el senador departamental y con los productores de la zona. Hemos tomado medidas de emergencia para asistir a las familias damnificadas de la mejor forma. Para proteger los cascos urbanos, de modo de evitar que si sigue lloviendo haya peligro para los mismos. Al mismo tiempo, encarar medidas de apoyo para los productores”, afirmó Lischitz.

“La semana próxima estará aquí la ministra de la Producción, Alicia Ciciliani, para conversar con los productores sobre la asistencia en forma directa, sin burocracia. Y se está trabajando en un proyecto definitivo con Santiago del Estero y el Chaco, sobre obras de fondo, que esperamos que financie el gobierno nacional”, señaló.

Lluvias intensas

“Dicen los memoriosos que desde principios de los años 70 no había una situación parecida, de precipitaciones tan intensas en tan poco tiempo. Afortunadamente, por ahora, no hay zonas urbanas afectadas, salvo en casos muy puntuales. Hay unas 50 familias evacuadas que pertenecen a parajes rurales y están todas en muy buenas condiciones”, añadió el gobernador.

En el departamento 9 de Julio y en el norte del departamento Vera, son cerca de 300 mil las hectáreas afectadas por el fenómeno que comenzó a registrarse en el último trimestre de 2018 y aún hoy persiste, con precipitaciones excepcionales y escurrimiento de agua desde las provincias de Chaco y Santiago del Estero.

Desde entonces, autoridades de la secretaría de Protección Civil y de los ministerios de la Producción, de Salud, de Desarrollo Social y de Infraestructura y Transporte implementan el protocolo de acción previsto, con la colaboración de Bomberos Voluntarios y organizaciones de la sociedad civil. Las tareas continúan con una evaluación precisa de las áreas afectadas que serán declaradas en emergencia, de modo de lograr un impacto en el tratamiento impositivo en las producciones de la zona.

Del mismo modo, se lleva adelante un trabajo defensivo con la construcción de represas y la consolidación de otras defensas ya existentes. En ese sentido, se concretó la apertura de terraplenes ferroviarios, acordada con autoridades nacionales, lo que mejoró el escurrimiento.

PRESENTES
También participaron, el ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay; el secretario de Protección Civil, Marcos Escajadillo; el senador por el departamento 9 de Julio, Joaquín Gramajo; y la diputada provincial Clara García, entre otras autoridades provinciales y locales.