Las cantidades vendidas por los comercios minoristas pymes durante la semana de Reyes cayeron 11,5% frente a la misma fecha de 2018.

En la modalidad online, las ventas subieron 0,9% (siempre medidas en unidades), mientras que en los locales tradicionales, declinaron 13,3%.

Así surge del relevamiento realizado por CAME entre el 4 y 5 de enero en 1560 comercios de las ciudades capitales del país, incluyendo CABA y Gran Buenos Aires.

El ticket promedio este año rondó los $ 600, un 39,5% por encima de 2018 ($ 430). Las familias se orientaron a productos económicos, en general uno por niño o niña.

El 42,5% de la venta de Reyes se concentró en Jugueterías y Rodados, seguido por el ramo Indumentaria y ropa interior, que captó el 22% de la demanda.