El bailarín internacional, decidido a radicarse la mayor parte del año en Reconquista, abrirá su escuela de baile. Habrá clases de distintos ritmos

“La escuela de baile es algo que yo tenía en mi cabeza desde hace muchos años. Pero haber estado tantos años fuera me impedía hacerlo. Ahora estoy acá y con muchas ganas de comenzar”, destacó Pablo.  Que junto a su pareja Lucía Pividori encaran este ambicioso proyecto.

Además destacó que “la idea es que la gente tome este espacio como recreativo pero que si alguno quiere convertirse en profesional tenga toda la información necesaria para dar ese salto. La experiencia que logré estando afuera quiero que sirva para los que buscan dedicarse también a esto”.

La escuela funcionará en el “Alvear Fitness” que está en el primer piso del edificio del Tenis Club (Obligado 540).

“Estamos terminando de armar todo para poder lanzar las inscripciones en un par de días porque pretendemos que las clases arranquen a mediados de febrero. La ansiedad nos está matando”, dijo y agregó que “también estamos armando algunos convenios con algunos gremios para que más gente pueda acceder a la escuela”.