Bajó el número de casos de alcoholemia positivos
La Municipalidad reportó un descenso en 2018 respecto de años anteriores y lo adjudica a un refuerzo en los controles. Este fin de semana hubo 43 remisiones por alcohol al volante. 

 

El porcentaje de casos de alcoholemia positiva en Rosario mostró un descenso durante 2018.

Desde la Municipalidad sostienen que se debe a un refuerzo en los controles en lugares estratégicos, sobre todo los fines de semana.

La Secretaría de Control y Convivencia informó que incrementó los procedimientos preventivos el año pasado “y se evidenció un descenso en el registro de alcoholemia”, no sólo por la presencia del Estado sino porque “los conductores van adquiriendo conciencia de la responsabilidad que tienen al volante“, según el titular del área, Guillermo Turrin.

En ese marco, se reportó una baja en el porcentaje de alcoholemia positiva. De acuerdo a los datos oficiales, durante 2018 se concretaron 36.332 exámenes de control de consumo de alcohol (21.489 a autos y 14.843 a motos) y de ese total, 1.946 dieron resultado positivo.

Julio fue el mes en que se registró el menor número de positivos con un total de 113, mientras que septiembre fue el período con más casos, con 200.

Sin embargo, la cifra destacada es que el año pasado hubo un 5,36 por ciento de casos positivos de alcoholemia. En 2017, fue de 5,73 por ciento, mientras que en 2016 fue de 6,80 por ciento.

En simultáneo, señalaron desde el municipio, se evidencia un crecimiento de los controles: en 2017 se ejecutaron 31.097 y en 2016 fueron 27 mil.

“Creemos que el fortalecimiento de nuestras acciones en el tránsito, que se traducen en unos cinco mil controles más realizados en relación a 2017, promueven una conducción más conciente, cuidadosa y responsable”, manifestó Turrin, responsable del área que en este caso opera con agentes de la policía local.

Conductor designado

El funcionario también remarcó la implementación en la ciudad del programa Conductor Designado, una iniciativa desarrollada por la Agencia Provincial de Seguridad Vial y el Gabinete Joven, cuyo objetivo es desarrollar conciencia vial entre los conductores en el marco de la recreación nocturna. De esta forma, se insta a los ciudadanos, en su mayoría son jóvenes, a que uno del grupo de amigos no beba alcohol y garantice una vuelta a casa segura para el resto.

En 2018, el programa fue implementado en bares y boliches y en ocasiones especiales, como por ejemplo la Semana del Amigo, el mes de la Primavera, el Encuentro de Colectividades y las Fiestas de fin de año.