La ciudad del norte provincial estuvo dos días sin el suministro. ASSA solucionó el inconveniente pero anunció que la restitución total llevaría varias horas.

 

Este jueves y viernes, dos roturas en el acueducto que abastece la planta de Reconquista provocaron que esa cabecera departamental permaneciera sin agua potable.

El inconveniente lo confirmó la empresa ASSA en un comunicado. Las tareas en la avería tuvieron lugar hasta esta mañana.

En un segundo parte de prensa, la empresa aseguró que a partir de las 10:00 de este sábado comenzó a restablecerse paulatinamente el suministro. Esto implica que durante toda la jornada habrá baja presión de agua y posible turbiedad, hasta tanto “se logren recuperar los niveles habituales”.

Mientras tanto, se continúa con el “esquema de emergencia para abastecer con cubas móviles a hospitales, clínicas, geriátricos y usuarios sensibles”.