El plantel profesional “cremoso” comenzó los trabajos de puesta a punto físico y futbolístico. De cara a la segunda parte del torneo de la B Nacional. No surgieron novedades sobre refuerzos.

La preparación se llevará a cabo de manera íntegra en Rafaela. Y a partir del lunes próximo el grupo será concentrado por cinco días. En las últimas horas, la dirigencia cedió a préstamo a otros dos jugadores. En tanto, algunos más seguirán el mismo camino, en el marco de la reducción del plantel que propuso Juan Manuel Llop, ante el sobredimensionamiento que encontró (casi 40 jugadores) cuando se hizo cargo de su conducción.

El cuerpo técnico programó un plan de actividades que, centralmente, buscará potenciar el rendimiento físico del grupo para adaptarlo a la intensidad de juego que a “Chocho” le gusta imponer como característica en sus equipos, para luego machacar con la idea táctica que quiere plasmar en el campo de juego.

Sin dudas que será ardua la labor que en esta pretemporada deberá emprender el DT albiceleste, fundamentalmente en la faz anímica, porque Atlético terminó el semestre anterior totalmente desdibujado en su juego, con un nivel individual muy bajo de todos, sin excepción, y dando muestras de no estar en un nivel competitivo adecuado para pelear por grandes cosas.

Llop tendrá casi un mes de trabajo para encontrar una base titular y llegar de la mejor forma al reinicio del campeonato, que, en principio, será el viernes 1º de febrero cuando reciba en el Monumental a Villa Dálmine.