El Gobierno de la Ciudad clausuró hoy cuatro puestos de venta que no contaban con autorización para la comercialización de pirotecnia autorizada. En 3 casos, no tenían habilitación comercial. Y en el restante, si bien estaba habilitado como comercio, no contaba con permiso para la venta de pirotecnia.
Los puestos se encontraban ubicados en Av. Gorriti al 2900; Berutti al 5700, y Callejón Aguirre al 4300; mientras que en Av. Peñaloza al 6100 se clausuró el local que tenía permiso para funcionar como comercio, pero no para vender pirotecnia.

Actualmente en la ciudad hay 25 locales habilitados para la venta de pirotecnia que autoriza la legislación vigente. Vale recordar que desde este año, y en reglamentación de la ordenanza 12.429 -sancionada en 2017 y que declara a la ciudad territorio libre de pirotecnia en un plazo de dos años- se encuentra prohibida la venta de petardos de diámetro mayor a una pulgada o longitud mayor a cuatro pulgadas; baterías de estruendo aéreas y terrestres (en todas sus formas y calibres); tortas de estruendo (en todas sus formas y calibres); tortas de efecto lumínicos o fumígenos con morteros de más de dos pulgadas de diámetro; fuentes de estruendo, volcanes de estruendo, morteros con bomba de estruendo, morteros con bomba recargable de estruendo y bombas de estruendo en todos sus calibres.