El destino de Franco Soldano sigue siendo una incógnita. Este jueves por la mañana solo restaban detalles para que se concretará su transferencia a Olympiakos de Grecia, pero en las últimas horas en Unión habrían solicitado una suma mayor, factor que enfríó las cosas a punto tal de poder caerse definitivamente.

¿Qué sucedió? Pese a que no se tiene el detalle fino de las cifras, en principio, la venta rondaba el 1.700.000 euros, quedándole cerca de 1.200.000 de la misma manera al Tate. Por lo que Diez en Deportes pudo saber, la dirigencia encabeza por Luis Spahn habría cambiado las negociaciones solicitando más (algo así como 300.000 euros) generando el malestar de los griegos.

Así las cosas, los helénicos ya estarían pensando en otras opciones cansados por las idas y vueltas. Quizás se deba un poco a que existiría una chance de Pachuca de México para el delantero sunchalense y eso hace que la especulación sea mayor, aunque acá también hay que ver qué quiere el jugador. Un tema no menor y que puede ser determinante.

La única forma que esto pueda reflotarse es que desde Unión acepten la oferta inicial, cosa que a esta altura parece prácticamente impensando.