Foto gentileza El Litoral

En la jornada del miércoles una mujer se tiró al agua con intenciones de quitarse la vida, pero un par de policías caminantes lograron salvarla. En la Unidad Regional 1 los uniformados contaron los hechos en la mañana de este jueves.

En primer lugar, dio su testimonio el oficial Ariel Córdoba: “Fue un trabajo en conjunto. Mi compañero atina a tirarme mi correaje para hacerme de soga y no llegar a la parte del remanso. Fue un instinto. Llego y me saco mi correaje y los borcegos por que el peso te hunde”.

Más adelante contó: “No pudimos dialogar porque la femenina estaba muy alterada. A toda costa se quería arrojar. La tuvimos que reducir y ponerle esposas de seguridad por precaución hacia ella y hacia nosotros. La trasladamos al Hospital Cullen. Tiene 44 años”.

Asimismo, expresó: “No la podíamos contener por lo cual le digo a mi compañero que me ayude para reducirla. Por eso fue un trabajo en conjunto con él. Si no me tiraba mi correaje, capaz lo agarraba el remanso y lo llevaba más al fondo”.

Consultado por las repercusiones Córdoba dijo que estaba contento: “Me felicitaron. Tengo muchos amigos policías de la Fuerza que por distintos medio me felicitaron”.

Por su parte, el sub oficial Olivares dijo que “es la primera vez (que se encuentra en una situación extrema). Gracias a  Dios salió todo bien. Agradecerle al compañero que arriesgo la vida por la femenina. Hace 3 años estoy en la Fuerza”.