El hospital San Carlos se sigue preparando para afrontar el 2019 con sus refacciones terminadas. Desde la semana pasada se apuntaron a culminar los arreglos en el sector de pediatría mientras se perfila la nueva Maternidad. Ahora, se apronta el quirófano.

De aquí a fin de año la idea es terminar los detalles de la sala de operaciones para inaugurarla en 2019. Los obreros van por buen camino ya que no descansan y están ultimando los trabajos en techos y paredes para luego realizar la instalación de las máquina e instrumentos.

Mientras tanto, las intervenciones que deban realizarse en la ciudad se trasladan a la sala de la Clínica Julián Moreno, en el espacio de la Unión Obrera Metalúrgica.