En Casilda ya se comenzó con la primera etapa de repavimentación.

El pasado jueves por la mañana, antes del acto de entrega de las 26 nuevas viviendas en el barrio docente, se rubricó el acuerdo para que el Ejecutivo local reciba una interesante cifra de dinero para mejorar las calles de la ciudad. El beneficio surge de un ambicioso plan que presentó el Gobierno Provincial este año. Que pretende que se incluya dentro de la deuda que Nación mantiene con Santa Fe.

Jorge Álvarez, ministro de Desarrollo Social de la Provincia, fue quien encabezó el anuncio y confirmó la pronta transferencia de un monto que ronda los 24 millones de pesos. El programa de Pavimentación de Calles Urbanas viene a dar respuesta a una problemática que se repite sin distinción de bandera política en los más de 360 municipios y comunas que conforman la bota.

Los gobiernos locales tuvieron que, en su momento, presentar proyectos para comenzar con la ejecución de las obras. De hecho, en Casilda se inició con una primera etapa que aborda 17 bloques que se reconstruirán por el mal estado en el cual se encuentran. Igualmente eso no terminaría allí, puesto que el gabinete de Sarasola ya tiene apuntadas otras 43 cuadras que podrían formar parte de una segunda etapa.