Imagen ilustrativa

Se acercan las Fiestas de fin de año y desde la Municipalidad intensificaron los controles contra la pirotecnia. Prohibida por ordenanza en la ciudad. Hubo secuestro de material en diferentes zonas.

El secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Guillermo Turrin, informó que se incautaron bombas de gran poder explosivo en un domicilio particular de la zona sur luego de una denuncia.

Además, en otros comercios de ese sector de Rosario y también en Empalme Graneros se secuestraron productos pirotécnicos que estaban destinados a la venta en la previa de la Navidad.

“Entendemos que la del 24 es una noche que la gente pasa más en familia, y la del 31 es más de festejo”. Analizó Turrín, por lo que prometió intensificar desde su área los controles también en la última semana de 2018.

Recordó además que la ordenanza prohíbe la fabricación, la tenencia, la comercialización y manipulación de artículos de pirotecnia dentro del ejido urbano de Rosario.