La presentación pública del último estudio.

La canasta básica de una pareja de jubilados ascendió en noviembre a 23.379 pesos. Casi un 10 por ciento más que en octubre, cuando se había ubicado en 21.258 pesos.

La comparación es sobre la base del relevamiento del Centro de Estudios y Asesoramiento al Consumidor (Cesyac), que dirige Juan Marcos Aviano en Rosario.

Aviano señaló que dos jubilaciones mínimas no alcanzan a cubrir los bienes y servicios que incluye ese canasta con los gastos para dos adultos mayores.

El responsable del estudio aseguró que en noviembre hubo fuertes aumentos de los alquileres y también en otros ítems. Puso como ejemplo: medicamentos 6,8%; carnes 4% en promedio (el informe contempla más pollo y pescado), comestibles 1,7%; además de frutas y verduras y productos de limpieza.

Ese combo de alzas se constató en la suba total de 9,98, sólo en el mes de noviembre. La canasta familiar regular había mostrado, en cambio, un alza de 5,6%, lo que prueba que los jubilados es uno de los sectores que más sufre el ajuste y la crisis económica. De hecho, este año sus ingresos perdieron 20 puntos con respecto a la inflación como consecuencia de la reforma previsional.

“Se encareció mucho la canasta. Si hay un sector vulnerable son los jubilados, los más castigados por la economía”. Analizó Aviano.

La canasta incluye doce servicios para el hogar considerados como básicos: costo de alquiler e impuestos, servicios para la vivienda y para las personas y transporte (público). El resto se constituye con 50 productos de consumo masivo, incluidos alimentos (comestibles envasados, carnes, frutas y verduras, bebidas) y artículos de limpieza.

Por otro lado, Susana, de Alerta Jubilados, analizó en la nota con El Tres los alcances del fallo de la Corte Suprema de Justicia que modificará cómo se calculan algunos haberes.